“Acudí al CIJ a informarme y decidí quedarme como voluntario”

Hablamos con Borja, un voluntario que compatibiliza su trabajo como abogado con la participación en el Centro de Información Juvenil de la Fundación Tomillo.

Yo comencé a colaborar como voluntario a finales del año 2012. Tenía ganas de hacer algún voluntariado y estuve buscando sitios y posibilidades por internet.

Vine aquí, al CIJ, a informarme, y sólo por lo bien que me trataron y lo agradables que eran las trabajadoras decidí quedarme en la Fundación Tomillo.

Al CIJ acuden personas que tienen algunas dudas respecto a la búsqueda de trabajo, principalmente. Dependiendo de qué clases de dudas sean, se les deriva o se les asesora en en mismo centro.

Empecé haciendo de todo, al principio no sabían que era abogado, y a partir de ahí, como venía mucha gente con dudas acerca de extranjería y de búsqueda de empleo, empecé a colaborar asesorando jurídicamente también.

Lo último que he hecho ha sido un taller sobre emprendimiento sobre todo orientado a cómo montar un negocio en España.

Profesionalmente me enriquece mucho ser voluntario, ya que me aportó mucha experiencia, me preguntaban cosas que a lo mejor tenía que buscar e investigar y ahora las sé gracias a esto. También me aportó experiencia de cara al trato con personas. Porque al principio vienen con muchas dudas, relatos inconexos… Tienes que saber cómo recoger información.

A nivel personal también me ha aportado mucho, ya que los usuarios y usuarias del centro son muy agradecidos, me siento muy valorado. Los compañeros son muy generosos y hay un ambiente de trabajo estupendo, voy siempre con una sonrisa y de buena gana, y eso que ni siquiera me pilla cerca de casa. Nunca he ido con desgana.

He aprendido a valorar lo que uno tiene: el haber podido estudiar, por ejemplo. Uno no es consciente en el momento de la gran suerte que tiene por estudiar una carrera que le guste, etc.

Escuchando los problemas que te cuentan las personas aprendes a valorar más lo que tienes y a enfrentarte a tu propia vida con una actitud diferente.

A personas que se encuentren en situación de desempleo, o con muchas dudas acerca de legalidad etc, les recomendaría que acudieran al CIJ porque la Fundación Tomillo tiene muchos programas que abarcan muchos campos. Además los profesionales se preocupan realmente por las personas y sus necesidades.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Testimonios y Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s